Cómo evitar que la voz se canse

24-07-16 vozarti 0 comentario

Un problema frecuente por el que consultan las personas que usan profesionalmente su voz (cantantes, actores, profesores, abogados, locutores, etc.) es la fatiga vocal.

imagem_release_68354

La fatiga vocal es la sensación de cansancio luego de un uso prolongado de la voz. Esto se traduce en un mayor esfuerzo para seguir produciendo la voz y cambios en su calidad, tales como ronquera, voz más grave, dificultad para hablar en una intensidad más alta y quiebres en la voz. Además, se acompaña de molestias como sensación de cuerpo extraño (llevando a la necesidad de carraspear), dolor, tensión muscular y sensación de garganta seca.

Para evitar que la voz se canse luego de su uso prolongado, es necesario hacer un calentamiento vocal previo.

El calentamiento vocal consiste en una serie de ejercicios corporales, respiratorios y vocales destinados a calentar la musculatura involucrada en la producción de la voz antes de una actividad más intensa (Guzmán, 2009).

Una rutina de calentamiento vocal es altamente individual, es decir, cada persona puede beneficiarse de diferentes rutinas según sus propias características y necesidades. Sin embargo, en términos generales se recomienda una serie de ejercicios que incluya:

Ejercicios corporales y de relajación

  • – Elongación y alineación de cabeza, cuello y hombros.

Ejercicios de respiración

  • – Conciencia de respiración adecuada, dosificación del aire y coordinación entre la fonación y la respiración.

Ejercicios de articulación (pronunciación)

  • – Pronunciación exagerada de series de sonidos vocálicos y consonánticos, sílabas, frases y textos.

Ejercicios vocales de emisión y resonancia

  • – Resonancia: vibración de labios y lengua, emisión de sonidos nasales como la “m” o la “n” en un tono cómodo.
  • – Emisión: glissandos (ir del tono más grave al más agudo y viceversa), control de la intensidad (aumentar y disminuir con precaución la intensidad de la voz).

Es de suma importancia que la planificación y el aprendizaje de una rutina de calentamiento vocal sean con laayuda de un profesional, ya que una práctica inadecuada puede causar un daño en la musculatura con la que se está trabajando.

Por último, es interesante recordar que ante cualquier alteración de la voz con más de una semana de duración es necesario acudir al médico otorrinolaringólogo.



Deja una respuesta